mayo 10, 2022
Pediofobia

Pediofobia – miedo a las muñecas

Cuando se escucha la palabra pedofobia, vienen a la mente las imágenes de una famosa película de suspense, en la que la heroína es perseguida por las muñecas con las que jugaba de niña, y una inexplicable sensación desagradable se queda en la pantalla.

¿Qué es esta enfermedad y qué la provoca?


El miedo a los muñecos es una neurosis compulsiva que se produce cuando se ve una «persona falsa» en contacto visual. La ciencia clasifica este tipo de neurosis como pedofobia.

miedo a las muñecas


¿Estoy sufriendo de pediofobia?


Usted mismo puede determinar los síntomas de esta fobia respondiendo positivamente a las siguientes afirmaciones:

  • la habitación donde hay muñecos (especialmente si hay más de 2-3) provoca una sensación de ansiedad inexplicable, y hay un deseo de salir de ella lo antes posible;
  • una mirada repentina a un juguete humanoide hace que una «descarga eléctrica» recorra su cuerpo, como si se asustara de repente;
  • el cuerpo reacciona fisiológicamente al contacto con el muñeco: el corazón late más rápido, hay dificultad para respirar o incluso náuseas;
  • el más mínimo contacto táctil provoca un «estupor psicológico»: discurso confuso, incapacidad de pensar y actuar;
  • al acercarse a la muñeca, todos los síntomas tienden a aumentar.


Si es así, sí que hay motivos para preocuparse, porque no se trata de un simple miedo, sino de una auténtica fobia compulsiva, — que ya es un trastorno psicológico grave, sencillamente, una enfermedad.
El curso de dicha enfermedad puede ser activo o lento. En las fobias activas, los miedos persiguen a la persona y no le permiten relajarse, es decir, la persona está constantemente en un estado de expectativa de peligro. Una fobia de bajo grado es cuando el miedo surge directamente del contacto con un estímulo.

miedo a las muñecas


Causas del miedo a las muñecas


Todos los complejos y miedos, como les gusta decir a los psicólogos: vienen de la infancia, — son hechos probados e innegables. Es desde la infancia, un problema no resuelto en el tiempo, que crece con la persona, transformándose en un complejo o en miedos. Sigmund Freud dedicó muchos trabajos al problema de la investigación de las fobias y los miedos, donde calificó su causa principal como «la infancia equivocada».
¿Por qué, entonces, algunas personas tienen miedo de, tan fervientemente amados por todos, los juguetes (en nuestro caso específicamente las muñecas)? Si lo explicamos en términos sencillos, la situación será así:
Cuando era niño le ocurrió algo que le asustó o le hizo sentirse incómodo, que puede ser cualquier cosa (desde conocer a una persona desagradable y amenazar con ser humillado, hasta una situación que ponga en peligro su vida). En este incidente, un muñeco corriente puede haber estado cerca del niño o en su campo de visión y convertirse en el único testigo del incidente.