septiembre 24, 2022

Obesofobia: superar el miedo a engordar

Las exigencias de la realidad actual son duras y numerosas, y una de ellas es la de tener un aspecto perfecto, una figura esbelta y atlética. Este atractivo exterior y los mimos son un indicador del estatus de una persona y «garantizan» su ascenso en la sociedad. Una contribución importante a la formación de la imagen de una persona de éxito ha sido la de los medios de comunicación, que han configurado y pintado un modelo de belleza en forma de chica anoréxica de edad indefinida. En la sociedad se acepta que el indicador de la fuerza de voluntad de una persona es la capacidad de resistir a las tentaciones culinarias, de resistir a las necesidades naturales del cuerpo (por ejemplo: el deseo de comer dulces suele ser un indicador de un descenso de los niveles de glucosa).


Estas exigencias y normas de la modernidad han convertido la obesofobia -el miedo irracional a engordar- en un fenómeno frecuente y generalizado. El diagnóstico y el tratamiento de esta fobia son poco conocidos y comprendidos hoy en día, pero las consecuencias (bulimia nerviosa, anorexia mortal) están bien documentadas en la opinión pública. La paradoja de la enfermedad es que la obesofobia «caza» no sólo la gente realmente obesos balzacovkih edad, sino que también acecha a los muy jóvenes, delgados y grandiosos niñas.


Obesofobia mórbida: Causas de aparición


Las razones de la aparición del trastorno son variadas, pero el factor principal es el modelo creado y fijado de volúmenes «ideales». Al adorar un estándar de belleza artificioso, al ver ejemplos de chicas delgadas «felices», la persona no se acepta a sí misma tal como es. Una persona está constantemente pensando en la perspectiva de ganar el exceso de peso y tratando de resolver los problemas inexistentes: cuenta las calorías en cada plato, mide incansablemente su volumen, antes y después de las comidas está en la escala.


Otros factores que provocan la obesofobia son


Complejo de inferioridad. La inseguridad sobre el propio atractivo y las capacidades, la baja autoestima, la excesiva autocrítica y exigencia y una percepción pesimista de la realidad son condiciones ideales para el desarrollo de la patología.
Ambiente familiar poco saludable. Una educación infantil incorrecta, el hecho de que un niño se críe en un entorno en el que se valora y prioriza la belleza exterior sobre la interior, hace que los hijos adopten esta peculiar jerarquía de valores de sus padres.
Miedo a envejecer o miedo al embarazo. Cuando una persona, a nivel subconsciente, tiene miedo de crecer, es decir, de adquirir las formas correspondientes a su edad y posición, empieza a buscar defectos supuestamente ya existentes en su propio cuerpo. El hombre empieza a considerar que su cuerpo es defectuoso y comienza a cultivar una serie de complejos y miedos. El subconsciente empuja la decisión de que el problema es el peso – se forma el miedo a ser gordo.

Obesofobia


Morbilidad: síntomas del trastorno


En la forma leve de la enfermedad, una persona puede ocultar la ansiedad opresiva a los demás, creando una imagen de partidario inflexible de un estilo de vida saludable. Sin embargo, si no se trata, el trastorno comienza a progresar y se manifiesta con una serie de síntomas somáticos y psicológicos. Entre los principales signos de este trastorno se encuentran:

  • Mareos;
  • Dolor de cabeza que presiona y aprieta;
  • Latidos rápidos del corazón;
  • Aumento de la sudoración;
  • Temblores en las extremidades;
  • Temblor interno;
  • Orinar rápidamente;
  • Trastornos del aparato digestivo: estreñimiento, diarrea.
  • Disminución de la concentración de la atención;
  • Nerviosismo, irritabilidad;
  • Incapacidad para tomar decisiones adecuadas («cabeza vacía»);
  • Sueño interrumpido, insomnio y pesadillas;
  • Sentir que el mundo que les rodea es irreal e irreal.
miedo a engordar


Fobia mórbida: tratamiento


El tratamiento de la disofobia consiste en una compleja realización de diversos entrenamientos, conversaciones explicativas, sesiones de psicoterapia. Se recomienda una visita a un gastroenterólogo y una consulta con un dietista para esta condición. Los agentes farmacológicos se utilizan en las formas graves de fobia para aliviar las manifestaciones agudas del trastorno de ansiedad y en la adhesión de estados depresivos u otros psicopatológicos.
Si analizamos los casos clínicamente documentados, podemos decir que la psicoterapia no es necesaria para deshacerse de una forma leve de ansiedad: basta con un enfoque razonable y coherente. Es necesario implicar plenamente la esfera volitiva e intelectual, dar pasos sencillos, pero eficaces – poco a poco el miedo a engordar se debilitará.


Paso 1: Reconocer el problema psicológico, comprender los orígenes del problema. Una vez identificados los factores desencadenantes, da las gracias y deja atrás el pasado.
Paso 2: Imagina el peor escenario posible y visualízate. Considera la pregunta: ¿habrá realmente un gran cambio en tu vida o esta pesadilla que esperas es sólo una ilusión de tu subconsciente?
Paso 3: Date una respuesta honesta: ¿cuál es tu objetivo para mantener una forma delgada de forma dolorosa? Si el problema es un complejo de inferioridad y una falta de respeto por la propia personalidad, hay que tomar las medidas oportunas para construir una autoestima adecuada.
Paso 4: Aprende a quererte por lo que eres. La forma en que te tratas a ti mismo es la forma en que te percibirán los demás.
Paso 5: Reconocer y aceptar que el mundo no es perfecto y que depende del individuo sentirse cómodo en la realidad.
Paso 6: Cambiar un ídolo. Un número suficiente de famosos tienen formas bastante regordetas y sus volúmenes prominentes no les impiden ser ídolos para sus fans.
Paso 7: Desarrollar un plan de alimentación saludable. Divida los alimentos en saludables y no saludables. Consulta a un nutricionista y sigue una dieta sensata. La regla principal es no comer inmediatamente antes de acostarse.
Paso 8. Llevar un estilo de vida activo, hacer ejercicios físicos regularmente. Intenta estar al aire libre el mayor tiempo posible y estar en movimiento.
Paso 9: Intenta sonreír, o al menos imitar la sonrisa, ya que es imposible tener miedo y sonreír al mismo tiempo.
Paso 10. Recuerde siempre: los miedos centran a la persona en la negatividad, y las emociones negativas son extremadamente perjudiciales para la salud, como lo es el atractivo exterior.