septiembre 30, 2022
Fobia a las palabras largas

Fobia a las palabras largas: ¿cómo se llama esta fobia? ¿Por qué surge el miedo a las palabras largas?

Fobia a las palabras largas: ¿cómo se llama la fobia y cómo tratarla?

Si no se siente intimidado cuando lee la palabra hipopotomonstrosesquipedalofobia, entonces tiene la suerte de haberse librado de este inusual y extraño trastorno. Su nombre es una especie de test para detectar una fobia que experimenta uno de cada 20 habitantes de la Tierra. Se trata de una fobia especialmente llamativa: el miedo a las palabras largas. También existe un nombre más corto y sinónimo para esta fobia: sesquipedalofobia.

¿Cuál es la esencia de la sesquipedalofobia?

Este trastorno lo desencadena un objeto o acontecimiento que se registra en la amígdala del hipocampo como peligroso o incluso mortal. Además, el cuerpo reacciona como si el mismo fenómeno se repitiera inevitablemente. La persona gravemente afectada queda, como se dice, «cautivada» por sus sentimientos de ansiedad y pánico al pensar o ver palabras «peligrosas» para ella.

La sesquipedalofobia es un trastorno psicológico leve en la lista de muchas fobias, que representa un miedo de origen irracional a las palabras largas.

Con este trastorno, algunas personas no sólo tienen miedo a leer, sino que también se sienten intimidadas cuando piensan o escuchan combinaciones de letras similares.

Esto lleva a una tendencia a utilizar expresiones cortas en la comunicación y a ser sucintos en sus pensamientos. En consecuencia, la búsqueda de palabras y expresiones cortas es una carga adicional para la mente del enfermo, que a menudo se suma al miedo al error y a las consecuencias de la enfermedad.

La gravedad de la enfermedad y la calidad de sus manifestaciones varían y suelen adoptar características individuales. Algunas personas experimentan miedo a las palabras largas y extensas y a las combinaciones de palabras cuyo significado no siempre está claro para ellos. Otros se ponen nerviosos y temerosos cuando intentan utilizar palabras comunes y no especialmente largas.

Fobia a las palabras largas

Las diferencias en cuanto a los efectos de la enfermedad vienen determinadas no sólo por las características individuales del paciente, sino también por su ámbito profesional.

Si una persona es un profesor profesional y su curso de estudio está lleno de una variedad de términos, esto conduce a serias dificultades en su trabajo, hasta el deseo de cambiar su profesión. Lo mismo ocurre con los trabajadores del ámbito médico, donde hay muchos términos complejos y largos.

Causas de la enfermedad

Entre las principales causas se encuentran las situaciones traumáticas de todo tipo que, una vez vividas, pueden quedar alojadas en la mente. Estas situaciones se convierten gradualmente en fobias, provocando un importante deterioro de la calidad de vida en casi todos los ámbitos de la vida de la persona.

A menudo, el enfermo teme las reacciones del entorno debido a la mala pronunciación de ciertas palabras largas. Este miedo suele trasladarse a los adolescentes, que son especialmente vulnerables ante sus compañeros y las personas que les rodean.

Los sentimientos de vergüenza y ansiedad que surgen son perjudiciales y distorsionan la psique del niño, afectando negativamente a su rendimiento escolar.

El niño se vuelve retraído, reviviendo sus carencias, percibiendo a menudo las preguntas del profesor con irritación y negándose a responder a las preguntas de la pizarra. A menudo surgen situaciones de conflicto en las que el niño no puede explicar las verdaderas razones de su comportamiento.

Esto puede ser causado por

  • La inseguridad;
  • Experiencias desafortunadas en el pasado;
  • Alto grado de dependencia de la opinión de los demás;
  • Experiencias traumáticas del pasado (especialmente en la infancia)
  • Ridiculización constante del niño;
  • Miedo a la pérdida de estatus social;
  • aspectos biológicos (en algunos casos, la afección puede deberse a la herencia o a otras causas, por ejemplo, la tartamudez)
  • Miedo a hacer el ridículo a los ojos de los demás.

El nivel de ansiedad del paciente aumenta considerablemente, y se vuelve excesivamente confiado y dubitativo.

Los constantes complejos internos del paciente le hacen extremadamente dependiente del juicio -incluso de los que le rodean que se equivocan-. Poco a poco, a medida que la enfermedad avanza, el paciente piensa cada vez más en su incompetencia y falta de profesionalidad. Comienza a dominar un complejo de inferioridad.

Signos y síntomas la fobia a las palabras largas

El impulso de evitar una situación potencialmente peligrosa se convierte en un hábito del paciente, que afecta a su comportamiento. Escuchar construcciones verbales difíciles provocará ataques extraños de miedo inexplicable. A nivel somático, la enfermedad se manifiesta:

  • ataques de pánico;
  • la aparición de falta de aire y sudoración;
  • un latido rápido del corazón;
  • desmayo;
  • temblores en las manos y sequedad de boca;
  • pupilas dilatadas;
  • decoloración de la piel;
  • náuseas, dolor de cabeza, dificultad para respirar.

Avergonzado por su vergüenza, el paciente pierde la capacidad de pensar racionalmente, experimentando una impotencia abrumadora y la incapacidad de dominar la situación traumática.

Consciente de la irracionalidad de la fobia, no es consciente de que la enfermedad no es peligrosa y puede ser tratada con éxito.

La hipopotomnofobia no perjudica la inteligencia del individuo. Los individuos son capaces de superar con valor y éxito esta desagradable enfermedad analizando ellos mismos sus miedos. Otros necesitan ayuda profesional.

¿Cuál es el peligro de la fobia a las palabras largas?

A menudo, ante este problema, los pacientes creen que la mejor manera de salir de una situación traumática será la eliminación del uso de palabras «peligrosas» para ellos. Sin embargo, esta técnica sólo empeora la situación, ya que comienzan a desarrollarse complejos de inferioridad, surgen depresiones y neurosis, y la enfermedad sigue avanzando.

Estas condiciones son especialmente peligrosas para los niños. La falta de tratamiento a tiempo puede llevar a la expulsión del niño de la escuela por motivos de fracaso escolar.

Un rasgo característico de la enfermedad es que progresa muy rápidamente hacia una forma activa.

La activación de la enfermedad conlleva una considerable pérdida de autocontrol, a veces de forma inesperada y en lugares totalmente inapropiados.

La necesidad de lidiar regularmente con ataques de pánico, náuseas y dolores de cabeza debilitantes agota la psique y lleva al cuerpo al agotamiento físico. Esto provoca enfermedades somáticas crónicas, la presión arterial aumenta y los órganos dejan de funcionar normalmente.

La fobia a las palabras largas puede conducir potencialmente a otras fobias, complicando el cuadro general de la enfermedad con la aparición de nuevos objetos de miedo.

Fobia a las palabras largas hipopotomonstrosispedalofobia

¿Cómo se trata hipopotomonstrosispedalofobia?

Al tratarse de una forma psiquiátrica leve del trastorno, la fobia a las palabras largas es peligrosa en sus consecuencias, sobre todo si no se trata a tiempo y de forma cualificada.

En este caso no se suelen utilizar medicamentos. Sin embargo, en los casos avanzados y graves, como medio de alivio de las exacerbaciones puede utilizarse:

  • tranquilizantes: tenoten, afobazol, trioxazina, fenazepam;
  • antidepresivos: Autorix, Reboxetina;
  • hipnóticos: zolpidem, relaxone;
  • neurolépticos: eglonil, aminasin, clopixol.

El autotratamiento sin supervisión médica puede tener consecuencias imprevisibles y provocar graves trastornos.

Estos medicamentos tienen un gran número de efectos secundarios.

En ausencia de complicaciones, unas pocas sesiones de psicoterapia pueden ser suficientes. Los profesionales más populares hoy en día son los siguientes.

Psicoterapia: se identifican las causas del miedo.

A continuación, se elaboran en un nivel subconsciente profundo.

La psicocorrección implica la simulación de situaciones especiales, cuya superación permite al paciente librarse de la enfermedad.

La hipnosis consiste en poner al paciente en un estado de trance, en el que el psicoterapeuta fija la actitud del paciente hacia los objetos que le irritan.

El autotraining consiste en un entrenamiento autógeno regular, que reduce el nivel de estrés del paciente. Se utiliza como curso complementario a otros métodos de tratamiento.

El algoritmo de autotratamiento (para los tipos leves de la enfermedad) incluye

  • Identificación de las condiciones previas y las causas de la enfermedad;
  • Realizar ejercicios de pronunciación de palabras «peligrosas» mediante un sistema de «simple a complejo», de forma gradual;
  • Entrenamiento activo bajo la dirección de un logopeda experimentado, sobre la pronunciación de las frases cortas.

El proceso de aprendizaje constante de las rimas y expresiones debe repetirse diariamente, incluyendo el uso de un espejo. Esto aumenta la confianza del paciente en sí mismo al darle la automaticidad necesaria para pronunciar las frases «peligrosas».

Los discursos improvisados en presencia de familiares y amigos cercanos también pueden ayudar a superar la enfermedad.

La pronunciación de las expresiones estables debe estar libre de errores. No debe intentar hablar a un ritmo rápido; la pronunciación de las frases debe ser clara y correcta.

La hipopotomonstrosesquipedalifobia no es un veredicto, sino que se puede gestionar de forma independiente, con la ayuda de especialistas cualificados.