mayo 10, 2022
batofobia

¿Qué es la batofobia?

Batofobia – miedo a la profundidad

¿Qué es la batofobia?

La batofobia es un trastorno fóbico causado por el miedo a la profundidad. La aparición de este trastorno puede estar relacionada con accidentes en el agua, a consecuencia de los cuales la persona ha experimentado una agitación emocional y psicológica que da lugar a un miedo inconsciente a las profundidades.
Otras razones para este trastorno cuando una persona no tiene experiencias negativas previas con la profundidad pueden ser la ansiedad subconsciente: innata o adquirida debido a otras razones como situaciones sociales desfavorables en la familia, falta de confianza básica en el mundo, etc.


Manifestaciones generales


La batofobia se percibe como una sensación de abismo debajo de uno mismo y se acompaña de los siguientes síntomas

  • ataques de pánico;
  • agitación emocional;
  • ansiedad al pensar en las profundidades;
  • miedo a enredarse en las algas;


Cualquiera puede sufrir inicialmente de batisfera. La fobia puede manifestarse incluso si una persona está lejos de las aguas profundas pero ve imágenes de ellas en un vídeo o una foto, o está en un barco que navega lejos de la costa, o no tiene acceso directo a las profundidades.
Además, una persona que nunca había sospechado tener una fobia de este tipo puede encontrarla en el momento más inesperado. Ha habido ocasiones en las que un excelente nadador entra en pánico al mirar la profundidad que hay debajo de él.

Batofobia – miedo a la profundidad


En estas situaciones, es importante ser capaz de controlarse y enfrentarse a sí mismo. No todo el mundo puede hacer frente a su miedo, especialmente a un ataque de pánico repentino, para el que, en esencia, no se puede estar preparado. Cuando una persona entra en pánico, se aprieta y no puede relajarse, perdiendo el control sobre su cuerpo mientras su cerebro envía una única señal a sus músculos: salvarse. Es importante darse cuenta de que, cuando uno se enfrenta a algo así, no debe dejar que el pánico se imponga al sentido común. Intenta apartar de tu mente los pensamientos de profundidad y, si sientes que el pánico está a punto de invadirte, intenta calmarte evaluando adecuadamente la situación.


Formas de afrontarlo


Para superar el miedo hay muchas técnicas diferentes. En primer lugar, el asesoramiento con un psicólogo. El trabajo sistemático con un psicólogo puede ayudarle a reducir los efectos traumáticos de las experiencias negativas adquiridas, lo que puede llegar a eliminar la fobia en sí. En el asesoramiento con un psicólogo, puede descubrir las causas ocultas de su trastorno y, en consecuencia, deshacerse no sólo de la fobia, sino también de otros aspectos negativos.
Pero estas prácticas están incompletas sin la parte de entrenamiento real, que se realiza directamente en el agua. Los psicólogos recomiendan empezar el entrenamiento superando el miedo a la profundidad tirándose de cabeza al agua. Para las personas con una fobia en una fase avanzada, puede ser un gran reto. Sin embargo, los ejercicios prácticos le ayudarán a aumentar su confianza en el agua y a familiarizarse con su miedo a las profundidades. Por supuesto, estos ejercicios se realizan a una distancia segura de la orilla o en la piscina, bajo supervisión.
Una vez dado el primer paso, debes aprender a contener la respiración bajo el agua. También la inmersión directa bajo el agua, por ejemplo, el buceo, tiene un buen efecto para superar el miedo. Considera el mundo submarino y conócelo. En lugar de un miedo generalizado, puede sentirse interesado, y las experiencias antes desagradables se desvanecerán gradualmente en el fondo.
Deberías ser capaz de calmarte y trabajar con la convicción de que no tienes que sentir el fondo debajo de ti. Poder relajarse y desconectar en el agua sin preocuparse de nada.